BECREA JUAN LEIVA, IES Vega del Guadalete (La Barca de la Florida)
BECREA del CEIP General Castaños (Algeciras)
BECREA del CEIP Padre Muriel (Benalup-Casas Viejas)
NUESTRAS BIBLIOTECAS ESCOLARES

DÍA DE ANDALUCÍA


Este año, siguiendo con las tradiciones, hemos celebrado el día de nuestra comunidad con varios actos y actividades.

Durante el mes de febrero, tanto tutores como especialistas hemos trabajado “Andalucía”. Desde infantil hasta 6º de Primaria, se han investigado y  trabajado los símbolos y elementos característicos de nuestra comunidad. Así, desde el área de lengua han tratado los poemas y poetas andaluces, desde plástica, el arte en Andalucía (mosaicos de Al Andalus, pintores…), desde CCSS han trabajado Andalucía como comunidad (organización territorial, organización política…), desde música, el himno, (letra significado, interpretación, autoría…), desde EF, los juegos populares y sus canciones y retahílas…
Las actividades que han puesto el broche final al mes de Andalucía han sido:

Desayuno andaluz (AMPA). Todos los alumnos de nuestro colegio, han disfrutado de un desayuno andaluz consistente en boletos con aceite y jamón y zumo de naranja natural. Ha sido todo un éxito, ya que los alumnos además de valorar la gastronomía de nuestra tierra, han sido muchos y muchas los que han repetido.


– Cantamos el himno. El alumnado acompañado por todo el profesorado del centro, y bajo las orientaciones de Asun (nuestra seño de música) ha cantado el himno de Andalucía en el patio del colegio.

Continúa leyendo →

Mi querido destino



Mi querido destino

1
Hola, mi nombre es Cristina, tengo catorce años y vivo en un pueblo de Galicia. Hoy hace frío, es otoño, el viento entra por la chimenea creando un sonido terrorífico. Vivo en la casa de mis abuelos desde hace dos años, desde aquel accidente. En un par de días será Halloween, no tengo muchas ganas de que llegue  pero ya he decidido aceptar lo ocurrido con mi madre. Aunque mis amigos me pidan todos los años que salga con ellos, yo me niego. No pienso usar a los muertos para pedir caramelos, me parece una falta de respeto aunque no siempre haya sido así. Desde el accidente yo he cambiado, no soy la misma: bajé las notas del instituto, me quedé más delgada y quería estar sola, a oscuras, sin poder ver a lo que el destino me había condenado. En ese momento llamaron al timbre.
2
Estaba en la calle, de camino al trabajo. Hoy es día veinticuatro de octubre de 1993. Tengo prisa, cuando llego tarde mi jefe me regaña. El trabajo está a 10 minutos andando de mi casa. Esta vez tenía prisa y decidí coger un taxi. Llegué al trabajo y me metí en mi oficina en donde había una mesa con una pila de documentos encima. Empecé a trabajar y sin darme cuenta despejé la mitad de los documentos. Media hora más tarde terminé el trabajo antes de lo esperado aunque muy cansada. Al volver, solía irme con una compañera llamada Isabel, era muy simpática y nos ayudábamos mucho. Como me sobraban diez minutos decidí ordenar mi escritorio y comprobar los mensajes en mi móvil.
3
Voy a ver quién es.  Juan, él es el único que me ha dado fuerzas para seguir adelante y afrontar la realidad. Juan me propone hacer unos trajes de Halloween. Me lo pienso unos segundos y le digo que sí, no porque estuviese de acuerdo con la fiesta si no porque tenía miedo de que él también me dejara como todos los demás. Él se va y decido ver la tele durante un rato.
4
Isabel llama a mi oficina y le abro la puerta. Nos vamos juntas hasta el coche mientras hablamos sobre cómo nos ha ido el día. Va conduciendo demasiado rápido pero no le digo nada, encima de que me hace el favor de llevarme hasta mi casa, no le voy a recriminar el exceso de velocidad. El semáforo se pone en rojo. Isabel da una frenada en seco, por poco me como el cristal, pero no le digo nada. En ese momento viene un coche a toda velocidad y choca contra nosotras.
5
Hoy en clase de Lengua nos han dicho que hagamos una enumeración de nuestros miedos para hacer el mural de Halloween, todo el mundo dijo: a los vampiros, los payasos, los monstruos, pero a mí no me asustaba nada de eso porque no me han hecho nada; sin embargo, yo tenía miedo a la soledad y sobre todo, a no poder cambiar el destino.
6
Abro los ojos sin saber dónde estoy, un lugar blanco, como una nube. Es raro, porque no me acuerdo de nada de lo ocurrido. Tengo ropa y un bolso. Miro en el bolso y encuentro una cartera con un carnet de identidad. Soy yo, Marta Rodríguez, nací en el 1949. Al lado de todos los carnets hay una foto de una niña pequeña. De repente recuerdo todo lo ocurrido y se me salta una lágrima que cae con delicadeza en el suelo blanco. Tenía un presentimiento de dónde estaba.
7
Llaman al timbre de nuevo. Me levanto y abro ya que mis abuelos están fuera. No hay nadie, me parece raro pero pienso que son niños haciendo ´´Manita Negra“. Es un juego muy típico en mi pueblo, los niños  llaman a las casas y luego salen corriendo. Vuelvo a cerrar la puerta y siento haber hecho algo mal, como si tuviera o debiera abrir la puerta de nuevo. Pero no lo hago, sé que solo es un presentimiento, así que sigo viendo la tele y luego me pongo a leer. Puede que me llaméis loca, pero ahora mismo es el día en el que tengo más miedo de mi vida, no porque un payaso pueda matarme, sino porque he podido cometer un gran fallo sin darme cuenta.
8
Después de investigar la zona un montón, caigo en picado hacia abajo. Caigo en el mismo lugar en el que ocurrió el accidente e intento volver a casa con miedo a no ser lo que era. Llego a mi casa y no hay nadie. Pienso durante un instante dónde puede estar mi hija. ¡En la casa de mis padres! Voy volando como un fantasma. Cuando llego llamo a la puerta. Es mi hija, alta, guapa, rubia, aunque con un gesto triste en su cara. Me cierra en mis narices y es en ese momento en el que me doy cuenta de que soy un simple fantasma.
9
Hoy es la noche de Halloween y como decía Juan, hemos hecho unos disfraces de vampiros. Vamos muy guapos los dos y la madre de Juan nos ha maquillado de una manera que parecemos auténticos. Aprovechando que era el día de Halloween decido ir al cementerio a ver a mi madre. Voy, me arranco una rosa roja del vestido y la pongo en el suelo a su lado. De repente, un suspiro me llega a los oídos, es como un leve sollozo que estalla a gritos en mi corazón. Sabía que solo era mi imaginación pero tenía una esperanza que se desvaneció cuando Juan me llamó desde el otro lado de la calle.
10
No sabía qué hacer, no tenía adónde ir, todavía me costaba asimilar que estuviese muerta y que mi hija no tuviese madre. En ese momento rompí a llorar. Cuando estaba allí arriba sabía por lo que era pero tenía esperanzas de que aunque mi alma estuviese arriba, mi cuerpo siguiera abajo con ella. Al no saber qué hacer decidí ir a ver mi tumba en el cementerio. No podía sentir, pero sabía qué hacía frío y humedad, y eso me entristecía más. Decido dormir, tengo un sueño que me mata.
Al despertar miro el móvil y es el día de Halloween. Decido observar a mi hija todo lo que no la he observado en mi vida. Veo que aunque no esté muy feliz, no está mal. Cuando es de noche, una gran tentación me anima a ir a la luz, es como si fuera un mosquito. Al no poder aguantar más, cedo y acudo a la luz de una casa desconocida. La luz me da todo el placer que podría haber soñado pero no por mucho tiempo.
11
Llevo doce años encerrado en una nube. Cada dos años bajo al mundo de los vivos para celebrar Halloween. Ya me tengo el  terreno más que conocido. El único problema es que cada vez que bajo  reaparezco en el hospital muy a las afueras de mi casa. Cada año he ido aprendiendo a no abusar de la luz. Cada año iba a la casa de mi familia y los observaba. Pero ya no…Al no haber nadie en la casa me temo lo peor y decido buscar por el pueblo, y allí estaba, guapa, rubia, alta,…como nunca me habría imaginado a mi propia hija. La sigo a todos lados y veo que entra en el cementerio. Me pongo a su lado y lloro, la mujer que amo y he amado durante toda mi vida, ya no está, mi hija está sola.
12
Intento despegarme de la luz, quiero estar con mi hija. Me cuesta, pero tras largos y costosos intentos me consigo despegar de la luz. Voy a verla, está acompañada de un individuo que no reconozco desde lejos.  Mientras más me acerco, más conocido me parece. Me mira y le miro, es como si un silencio hubiese parado nuestros corazones muertos, como si hubiesen empezado a latir pero a la vez a pararse. Era una sensación nueva para mí. Le abrazo apasionadamente y llora de alegría. Nos quedamos minutos abrazados sin decir nada, no sabemos qué decirnos. Cuando miro para abajo, me doy cuenta de que mi hija está en el suelo, un niño la está llamando desde el otro lado de la calle y ella está desconcertada. Cojo de la mano a David y abrazo a Cristina, él también lo hace. Creamos una burbuja de amor familiar que por muchos mundos que nos separen no se romperá nunca.
Fin

Continúa leyendo →

BIBLIOTECA CEIP ALBAICIN 2017-02-23 20:15:00

Seguimos hablando del huerto¡¡¡¡


Como ya hemos mencionado en entradas anteriores, en este blog, hablaremos también de nuestro gran huerto, y síííííí, podemos decir que es grande, porque gracias a todos vosotros está creciendo¡¡¡¡

Hoy ha sido un día especial en infantil. Gracias a la colaboración prestada por las familias voluntarias en “grupos interactivos”, hemos podido ir al huerto, a sembrar espinacas, las cuales nos facilitó una familia del centro. 



El tiempo ha pasado volando, pero hemos disfrutado a lo grande, ¡ hasta hemos inventado una canción!

“Vamos al huerto, vamos a plantar
las espinacas que buenas están”

Nos hemos tenido que poner guantes, porque pensábamos que había gusarapos, y nos podrían hacer daño. Menos mal que teníamos guantes en nuestro quirófano de juego simbólico….



Esta actividad no hubiera sido posible sin nuestros grandes amigos los agricultores, Jesús y Jose María, que han mostrado una gran profesionalidad. 

Como podéis observar en las fotos, tenían a los peques !!!encandilados¡¡¡¡

Espero que todos y todas hayamos disfrutado de esta  actividad, y que sigamos haciéndolo.

Continúa leyendo →

Publicado en Sin categoría